Cómo la arquitectura romana influyó en la arquitectura moderna

Dicen que Roma no se construyó en un día (lo cual tiene sentido, porque sería imposible), pero por mucho tiempo que se tardó en construir la capital italiana, los días, meses, años, siglos de trabajo han dejado un impacto duradero en la arquitectura, incluso para este día.

Si bien pudieron haber tomado prestadas algunas de sus primeras ideas de los antiguos griegos, etruscos, egipcios y persas, los arquitectos romanos antiguos cambiaron la forma de la arquitectura para siempre, dando a la humanidad edificios que nunca antes había visto, junto con estructuras públicas, carreteras e infraestructura. Eso podría ser usado por personas de todos los niveles de la sociedad.

La arquitectura romana estaba en su apogeo durante el período Pax Romana, un período en el que el Imperio Romano no se expandió ni se invadió, y duró más de 200 años. Así, desde el 27 a. C. hasta el 180 dC, Roma fue responsable de algunas de las innovaciones más influyentes en la arquitectura que todavía se utilizan hasta el día de hoy.

Materiales y técnicas innovadoras.

Los materiales de construcción utilizados por los romanos aún siguen siendo estudiados. Probablemente la mayor innovación que trajo la arquitectura romana fue el uso generalizado del concreto. Los arquitectos romanos se dieron cuenta de que el concreto no solo era más resistente que el mármol de uso común, sino que también podía decorarse fácilmente y podía tener varias formas esculpidas en él, en lugar de tener que ser tallado en él. El concreto también podría producirse localmente, lo que lo hace mucho más rentable; incluso los emperadores romanos tenían un presupuesto para mantener.

Influencias en la arquitectura moderna

No sorprende que la naturaleza expansiva del Imperio Romano haya dejado a muchas naciones muy influenciadas por su arquitectura e infraestructura. Y siglos después de la caída del Imperio Romano, muchos monumentos nacionales icónicos fueron diseñados para emular este período histórico de excelencia arquitectónica.

Columnas, cúpulas y arcos han encontrado su camino en importantes edificios de todo el mundo, y París en particular se inspiró mucho en la arquitectura romana. Cuando Napoleón fue coronado emperador en 1804, encargó varias obras que en cierto sentido recrearían París como una nueva Roma. El Arco del Triunfo de París y la Plaza Vendôme son solo dos ejemplos de arquitectos franceses que toman prestado fórmulas romanas.

No fueron solo los hermosos edificios y los grandes diseños lo que hizo que la arquitectura romana fuera tan influyente, el concepto de infraestructura fue lo que permitió que el imperio expansivo funcionara. Los romanos fueron los primeros en crear un vasto y complicado sistema vial que conectaba las ciudades con la capital. ¿Es posible que hayas oído la frase, todos los caminos llevan a Roma? Bueno, en un punto, literalmente, lo hicieron. Agregue a esto la creación de puentes y acueductos, y gran parte de lo que constituye una sociedad moderna no podría existir sin las ideas de los arquitectos romanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *